Santa Fe 1828 - Rosario (S2000AUD) / TEL FAX: 0341-4258187 / 0341-4241012

LOS BIOQUÍMICOS SON LOS ÚNICOS FORMADOS Y HABILITADOS PARA REALIZAR ANÁLISIS CLÍNICOS

LOS BIOQUÍMICOS SON LOS ÚNICOS FORMADOS Y HABILITADOS PARA REALIZAR ANÁLISIS CLÍNICOS
 
 
La realización de los test de antígenos para SARS CoV-2 por personas no habilitadas son una ofensa para nuestra profesión y un riesgo para la salud pública.
 

Los bioquímicos y bioquímicas de la República Argentina que desde el 3 de marzo de 2020, cuando se anunció la detección del primer caso de SARS-CoV-2 en nuestros país, hemos estado en la primera línea de combate contra la pandemia arriesgando nuestras vidas, enterrando compañeros y compañeras pero siempre respondiendo a lo que el equipo de salud y la sociedad demandaba de nuestra profesión contemplamos con sorpresa y preocupación la decisión de un distribuidor de reactivos médicos de comercializar un kit para la detección de antígenos del SARS-CoV-2 en farmacias.

Si bien la ANMAT aclara que dicho kit es de uso profesional exclusivo nada impide que los farmacéuticos, médicos o colaboradores del equipo de salud, que carecen de la habilitación legal y de la formación profesional para realizar análisis clínicos, o incluso los usuarios finales, puedan realizar estas pruebas y tomar decisiones con posibles consecuencias catastróficas. Tratándose la COVID-19 de una enfermedad de denuncia obligatoria, en el marco de la Ley 15465, y estando los profesionales de la Bioquímica obligados y obligadas a informar los resultados en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SIISA) la idea de una persona con síntomas o sin ellos efectuándose un estudio por fuera del sistema puede llevar, en el mejor de los casos, a una distorsión de la epidemiología de la enfermedad más dramática que ha enfrentado la humanidad y, en el peor de los casos, a contagios y muertes si ante un resultado casero positivo la persona opta por continuar con su rutina habitual. Por otro lado, la idea de que un bioquímico o bioquímica con un mínimo de responsabilidad avalará con su firma una prueba realizada en un equipo que le traen y de la cual ignora la cadena de custodia que tuvo o las condiciones en que se conservó es francamente ofensiva.

Los bioquímicos y bioquímicas de la República Argentina, que en 2019 hemos celebrado el centenario de una carrera que dio al mundo Premios Nobel como Luis Federico Leloir y César Milstein no merecemos, aún menos en el momento que más nos exige nuestra sociedad, el bastardeo y ninguneo de nuestra profesión que está implícito en la decisión irreflexiva de una distribuidora. Por tal motivo, apelamos a la responsabilidad de farmacéuticos y farmacéuticas mientras esperamos la intervención inmediata de las autoridades competentes ante lo que reiteramos vemos como una situación riesgosa para la salud pública.

 
 
Volver